Cuando se trata de justificar el comportamiento ante el fuego de un elemento estructural es usual, por sencillo, acudir al contraste de sus características con los valores existentes en diversas tablas que se recogen en la vigente reglamentación.

Estas tablas existen para muchas de las tipologías estructurales ya que, por ejemplo, en el Anejo 7 de la EHE, a partir de las dimensiones de un determinado elemento y los recubrimientos de sus armaduras, se puede establecer el grado de resistencia al fuego de la pieza mediante una doble entrada en la tabla correspondiente.

Cálculo estabilidad al fuego de estructuras metálicas

En el caso de las estructuras metálicas, las tablas que se contenían en el Apéndice 1 de la derogada NBE-CPI-91 no se incluyeron en la posterior norma del año 1996, remitiéndose la justificación de este tipo de estructuras a la aplicación de métodos de cálculo teórico experimentales o al método desarrollado en la norma UNE 23820.

Este artículo trata de sistematizar las diferentes posibilidades que estos métodos ofrecen para justificar, de una manera sencilla y mediante procedimientos simplificados, el comportamiento ante el fuego de las estructuras metálicas.

Antes de entrar en el desarrollo de los métodos anteriormente indicados cabe hacer la consideración de que siempre podremos optar por revestir las piezas con un elemento constructivo que garantice la resistencia al fuego requerida aunque, en este caso, no estaremos considerando ningún tipo de contribución por parte de la estructura.

Esta opción requiere la justificación del comportamiento ante el fuego del elemento constructivo elegido mediante:

a) Tablas de valores de contraste (encontrando en la NBECPI-96 tablas para muros de hormigón sin revestir, de fábrica de ladrillo y de fábrica de bloques de hormigón)

b) Certificado de Conformidad a Norma, emitido por un organismo de control (que cumpla las exigencias del R.D.2200/1995) debiendo tener en cuenta que, si nos encontramos dentro de un uso contemplado por la NBE-CPI, dicho laboratorio debe estar reconocido en el ámbito del control de calidad de la edificación por el Ministerio de Fomento y que en el momento de su presentación el documento debe tener una antigüedad menor de 10 años.

Estabilidad al fuego de estructuras de acero

A este respecto cabe reseñar que las normas relacionadas directamente con la resistencia al fuego de estructuras son:

  • UNE-EN 1363:2000 (UNE 23093:1998) Ensayos de resistencia al fuego.
  • UNE-EN 1365:2000. Ensayos de resistencia al fuego de elementos portantes (Parte 1: Paredes, Parte 2: Suelos y cubiertas, Parte 3: Vigas, Parte 4: Pilares).

En el caso de productos de construcción provenientes de países de la CE, estos estarán sujetos a lo previsto en el artículo 9 del R.D.1.630/1992, que dispone su validez siempre y cuando exista un documento emitido por la Administración del Estado (publicado en el BOE) en el que se reconozca la conformidad del producto en cuestión.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *