Fuente: elcorreo.com

  • El primer paso es darse de alta como demandante de empleo y después solicitar la prestación o subsidio en el SEPE

Quedarse sin empleo es una situación complicada ante la que muchas veces resulta difícil reaccionar. En esa situación de bloqueo inicial es habitual preguntarse. ¿Y ahora que hago? Más allá de los planes para conseguir un nuevo trabajo, hay dos cosas que conviene hacer cuanto antes. En primer lugar, darse de alta como demandante de empleo en Lanbide, si la persona reside en Euskadi. Y, segundo, solicitar la prestación o subsidio correspondiente en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Hay que diferenciar en cualquier caso si la situación de desempleo está o no motivada por un expediente de regulación temporal (ERTE). Si no es así, el trabajador en paro deberá acudir a una oficina de Lanbide o acceder a su página web para darse de alta como demandante de empleo.

Si nunca se ha estado inscrito en este organismo, hay que completar los datos en el Registro de solicitud de alta. Una vez recibida y validada la petición, la persona demandante de empleo recibirá un SMS con la clave de acceso a Lanbidenet.

Si ya se está registrado, se puede comprobar si la demanda está «activa» al completar los datos de identificación (DNI y fecha de nacimiento) en el registro de solicitud de alta. En ese apartado se informa sobre la situación del desempleado y reactivan su demanda si esta se encuentra en situación de baja. Conviene tener en cuenta que la demanda de empleo debe renovarse, por regla general, cada tres meses en la oficia, por llamada telefónica, SMS o en la web del organismo autónomo.

Solicitar la prestación en el SEPE

Una vez inscrito en Lanbide hay que solicitar la prestación o subsidio a que se tuviera derecho en el SEPE, puesto que el servicio público vasco no tiene competencias en esta materia. Si se dispone de Cl@ve permanente, un certificado digital o DNI electrónico se puede utilizar la sede electrónica del SEPE para realizar cualquier gestión. Entre ellas, presentar la solicitud de prestación.

Si no se dispone de ningún medio electrónico de identificación se puede solicitar cita previa en la web del SEPE, imprescindible para la atención el oficina. No hay que olvidar rellenar los campos referidos al teléfono y/o correo electrónico en la página de resguarde de recordatorio de la cita. Existe otra posibilidad, que es realizar una presolicitud de prestación individual.

Además, las personas que cumplan con los requisitos pueden solicitar la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), destinada a aquellas sin recursos suficientes para cubrir sus necesidades básicas. Pueden ser personas en paro, trabajadores con pocos recursos, pensionistas, perceptores de otro tipo de pensiones, inmigrantes sin permiso de residencia, etc.

Quienes tengan medios de identificación electrónicos pueden registrar la documentación para una nueva solicitud, reanudación o comunicación de la RGI en el Registro Electrónico General del Gobierno Vasco. En caso contrario, se puede remitir esa documentación a través el Formulario de Solicitud y Aportación de Documentación RGI.

En la web se pueden encontrar todos los impresos y solicitudes necesarias, así como la documentación que la persona debe adjuntar en el registro. Como sucede con la inscripción, la solicitud de RGI se puede realizar de forma presencial en las oficinas de Lanbide con cita previa.

En caso de que el trabajador resulte afectado por un ERTE, no necesita inscribirse en Lanbide para tramitar su correspondiente prestación. De ello se encargará su empresa y el SEPE.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *