Si dependiera de mí, volver a trabajar con Salvador, ya fuera como parte de mi equipo o como compañero, no lo dudaría. Encontrar gente como él, altamente cualificada y con buen talante a nivel personal, es difícil de encontrar hoy en día.